Un trozo de cáscara de limón te salvará del dolor crónico en las articulaciones.

Los limones son bien conocidos por sus beneficios para la salud. De hecho, probablemente haya escuchado y leído sobre los beneficios de beber limonada caliente en la mañana cuando se levanta de la cama.Vale la pena consumir el limón diariamente, que se considera una de las plantas cultivadas más antiguas del mundo.

Los limones están llenos de vitaminas y minerales como la vitamina C, A, B1, B6, magnesio, bioflavonoides, pectina, ácido fólico, fósforo, calcio y potasio.

Todos estos ingredientes juntos protegen contra muchas enfermedades y condiciones. El consumo regular de limones proporciona muchos efectos positivos en el estómago, los intestinos, el hígado y el sistema inmunológico en general.

La cáscara de limón tiene fuertes propiedades antisépticas y las hojas de limón se pueden usar para reducir la fiebre.

¿Cómo puede el limón ayudar a aliviar el dolor?

Puede que no lo sepas, pero el limón puede ayudar a reducir el dolor en las articulaciones.

La cáscara de limón es rica en aceites esenciales que tienen un efecto positivo en los vasos sanguíneos y tienen propiedades antiinflamatorias que los hacen excelentes para contrarrestar el dolor nervioso.

Estas son las dos formas más efectivas que se pueden utilizar para este propósito:

  1. Ralla la corteza, pero ten cuidado, porque solo se necesita la capa amarilla y no la capa blanca. Aplique la cáscara rallada al punto sensible, fije un vendaje y déjelo por dos horas antes de quitar la tapa.
  2. Pela dos cáscaras de limón y colócalas en un frasco de vidrio. Verter con aceite de oliva y dejar reposar durante dos semanas.

Este aceite está listo para usar: humedezca la gasa con este aceite, fije un vendaje y déjelo puesto durante la noche.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *