Remedios naturales con eucalipto

El eucalipto es un árbol que contiene unas hojas ricas en propiedades curativas. Son muy utilizadas en la medicina natural occidental. Y se ha descubierto que sus beneficios son tan asombrosos, que es una de las mejores opciones cuando se trata de remedios naturales. Puede desde aliviar la tos hasta ayudar con la artritis.

¿Qué es el eucalipto?

El eucalipto, denominado de forma científica Eucalyptus. Es un árbol frondoso, que crece con rapidez. Se caracteriza por su gran tamaño, hasta más de 60 metros. Sin embargo, existían ejemplares que median más de 100 metros. Su tronco es grueso y recto. En sí, los beneficios medicinales que contiene se extraen de sus hojas. Sin embargo, se acostumbra utilizar su tronco y ramas, para las industrias papeleras, madera, entre otros.

Remedios naturales con eucalipto

El eucalipto, además de aliviar muchas dolencias también se puede utilizar para otros fines. Los cuales podrás ver a continuación.

Repelente de insectos natural

Los repelentes para insectos a base de eucalipto son muy conocidos. Existen desde químicos a base de eucalipto, hasta totalmente naturales que podemos preparar nosotros mismos en nuestro hogar. Acá, le explicaremos como hacer uno rápidamente en casa.

Preparación

Colocamos a hervir una cantidad considerable de hojas de eucalipto con suficiente agua y tapamos en fuego lento por varias horas. Apartamos del fuego y al enfriar, podemos agregar unas gotas de jugo de limón y vaciar en un atomizador.

Al estar listo, podemos rociar nuestro hogar sin problemas. Si deseamos, podemos aplicarnos en el cuerpo pero debemos de eliminar el limón de la receta. A causa, de que si tomamos sol, puede provocar manchas en la piel.

TE PUEDE INTERESAR: REMEDIOS NATURAL CON CEBOLLA PARA EL CABELLO Y LA TOS

Destapar la nariz

El eucalipto tiene propiedades que ayudan a disminuir la irritación de la nariz, además de disminuir la mucosidad que se provoca a causa de la gripe.

Preparación

Partiendo del mismo principio que el remedio anterior, solo debemos colocar a hervir las hojas de eucalipto.

Aplicación

Podemos aprovechar tanto el vapor del eucalipto como la infusión. Al recién bajarlos del fuego, con la ayuda de una toalla debemos aspirar el vapor hasta que deje de salir. Cabe decir, que si se le piensa realizar a un niño se debe tener mucha precaución para no quemarse. Con respecto de la infusión, al estar bien concentrado y frio, podemos aplicar algunas gotas en las fosas nasales para destapar la mucosidad.

Alivia la piel irritada

Al tener la piel irritada, una buena opción es utilizar la infusión de eucalipto fría, para aliviarlo. Puede ayudar, en casos donde la persona paso muchas horas bajo el sol (Ejemplo, al ir a la playa). O simplemente donde la piel sufrió de algún tipo de fricción y maltrato.

Preparación

Se debe hacer exactamente el mismo procedimiento, mencionado en los puntos anteriores. La diferencia, es que al pasar las horas y que se encuentre temperatura ambiente, se debe meter en el refrigerado en un recipiente con tapa unas horas.

Aplicación

Se pueden utilizar compresas para esparcir toda la infusión. O en su defecto, bañarse con la misma.

Recomendaciones

Se debe asistir al médico antes de realizar los remedios naturales mencionados.

Evitar tener contacto con el eucalipto si se sospecha alergia. Y antes de usarlo, se debe realizar una prueba para saber que no habrá reacciones alérgicas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *