CALAMBRES DE PIERNAS DE NOCHE: CAUSAS Y SOLUCIONES

Obstruido por un sueño profundo, de repente sientes un grito cuando la pantorrilla, el muslo o el arco del pie se contraen con un dolor violento. Comúnmente llamado "caballo de Charley", este es un hecho común y doloroso. Descubra qué causa los calambres en las piernas por la noche y cómo puede prevenirlos y aliviarlos.

Aturdido por el sueño o el sueño profundo, luchas por enderezar la pierna, tirar de los dedos hacia adelante, tal vez amasar los músculos anudados con los pulgares. Después de que desaparezcan los espasmos, puede levantarse e intentar cojear un poco para aflojar un poco más el área adolorida.

Ahora está completamente despierto y es posible que no vuelva a dormir. Los músculos tensos pueden permanecer sensibles durante horas o incluso días. * *

La noche "Charley horse" es un problema del mundo antiguo. Otros idiomas usan términos que se traducen en frases como resaca muscular , Pata de madera, muslo de pollo, galleta, mordisco de burro, viejo y búfalo.

¿QUÉ CAUSA CALAMBRES EN LAS PIERNAS DE NOCHE?

El sesenta por ciento de los adultos dice haber experimentado calambres nocturnos en las piernas o los pies en algún momento de sus vidas.

Las mujeres embarazadas y las personas mayores tienden a sufrir calambres en las piernas por la noche con más frecuencia que otros grupos, pero los expertos médicos dicen que a menudo no hay una explicación clara de por qué estos calambres en las piernas ocurren por la noche. puede causar uno, que incluye:

  • Ejercicio duro durante el día.
  • Desequilibrio electrolítico
  • Deshidratación
  • Trastornos neurológicos, neuromusculares o endocrinos.
  • Estenosis lumbar
  • Permanecer durante largos períodos en pisos de concreto.
  • Sentado todo el día en una posición firme.
  • Un efecto secundario de algunos medicamentos.

RECURSOS PARA PIERNAS CALAMBROS

Cuando un calambre lo asusta, aquí hay 5 consejos para tratar el problema:

  1. Respira hondo e intenta mantener la calma. El pánico puede causar una tensión aún mayor en los músculos afectados y prolongar o intensificar el calambre.
  2. Si el calambre está en el arco o en los músculos de la pantorrilla, extienda fuertemente los dedos hacia la cabeza y siga estirando hasta que el calambre desaparezca. Esto libera tensión para que los músculos puedan relajarse. Es posible que deba sentarse, inclinarse y tirar de los dedos hacia adelante con las manos.
  3. Si el calambre está en la parte posterior del muslo, levántese de la cama, doble la cintura, apóyese en los antebrazos y continúe inclinándose hacia adelante hasta que sienta que los músculos tensos se estiran. Sigue estirando hasta que el calambre disminuya.
  4. Tuve la suerte de usar una toalla o un cinturón elástico para ayudar a enderezar los tendones.
  5. Cuando el dolor agudo disminuya, levántese y camine un poco para llevar oxígeno a los músculos tensos. Una compresa fría o caliente puede ayudar. Me gustan las largas bolsas de frijoles rectangulares (vainas de frijoles rellenas con frijoles u otras semillas) calentadas durante unos minutos en el microondas y envueltas alrededor de los músculos doloridos. (Ideal para articulaciones artríticas también).

CÓMO EVITAR LAS PIERNAS CALAMBRES

Si eres propenso a los calambres en las piernas por la noche, estos 6 consejos pueden ayudar a que los calambres vuelvan a ocurrir:

  1. Muchas caminatas / subidas o descensos acortan los músculos de la espalda, los músculos y los tendones en la parte posterior de las piernas, lo que aumenta la probabilidad de calambres posteriores. Concéntrese en estirar estos grupos musculares después de un entrenamiento montañoso.
  2. Vaya a un masaje terapéutico de tejido profundo con un profesional experimentado. Pídale que le enseñe técnicas para grupos musculares de piernas y pies para que pueda resolver los nudos antes de que se conviertan en calambres paralizantes.
  3. Suelte las sábanas para no presionar los pies y acortar los músculos de los arcos, alentándolos a sufrir calambres.
  4. Beba sed, especialmente después del ejercicio. No exagere. Té, café, batidos, frutas y verduras contribuyen a sus necesidades diarias de líquidos.
  5. Coma una variedad de alimentos ricos en potasio y magnesio todos los días. Buenas opciones: frijoles negros, frijoles, nueces y semillas, papas, batatas, hojas verdes (especialmente hojas de remolacha), plátanos y otras frutas.
  6. Mantente flexible con estiramientos regulares. Aquí hay dos secciones comunes:

Estiramiento básico de pantorrilla

Aquí se explica cómo hacerlo:

  • Párate con las palmas de las manos contra la pared, con los brazos extendidos.
  • Espalda con pierna de pantorrilla afectada
  • Inclínese hacia adelante sobre la otra pierna y empuje contra la pared.
  • Debe sentir un estiramiento en el músculo de la pantorrilla y la parte posterior de la pierna.

Estiramiento de toallas

Haz este estiramiento mientras estás sentado:

  • Mantén las piernas rectas frente a ti
  • Apunte los dedos afectados hacia el techo para que la pierna quede atrapada.
  • Tome una toalla o corbata y envuélvala alrededor de su pie, sosteniéndola con ambas manos.
  • Levanta la pierna ligeramente hasta que sientas un buen estiramiento.

Simplemente estirar los músculos afectados tres veces por semana será útil. Siga estirando durante al menos 10 segundos, trabajando hasta 30 segundos. Y haz cada estiramiento de 3 a 5 veces.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *