Receta de nutricionistas para una fácil pérdida de grasa abdominal de 10 días

Perder el vientre puede ser una tarea difícil porque la grasa abdominal es el resultado del exceso de grasa en todo el cuerpo. Los siguientes son 6 consejos nutricionistas para eliminar grasa abdominal.

Limite su consumo de sal. Si consume demasiada sal, se hinchará porque la sal retiene agua, este fenómeno dificulta la pérdida de peso. Por lo tanto, se recomienda que no consuma más de media cucharadita de sal por día.

Coma alimentos menos picantes. Picante estimula la producción de ácido, lo que causa irritación estomacal y ralentiza el proceso de perdida de peso. Por lo tanto, debe optar por especias dulces como nuez moscada, cúrcuma, cúrcuma o anís estrellado.

Disminuya su consumo de carbohidratos. Aunque el cuerpo necesita una cantidad razonable de carbohidratos, deben preferirse los alimentos integrales que proporcionan una sensación duradera de saciedad y promueven el tránsito intestinal.

Evita los alimentos procesados. Los alimentos procesados, como la comida chatarra, el alcohol y el exceso de dulces, aumentan el peso y sobrecargan el cuerpo con toxinas.

Come frutas y verduras. Una dieta saludable se basa en el consumo regular de frutas y verduras, ya que estos alimentos son fuentes de vitaminas y minerales que mejoran la digestión y el sistema inmunológico.

Haz actividad física regularmente. La falta de actividad física y el estilo de vida sedentario provocan la aparición de grasa en el cuerpo. Por lo tanto, para perder grasa abdominal, debe hacer ejercicio.

La próxima bebida puede ayudarte a perder tu barriga más rápido.

Ingredientes
  • 10 hojas de menta
  • 6 vasos de agua
  • 1 pepino
  • 1 cucharada de jengibre rallado en polvo
  • 1 jugo de limón

Advertencias: Esta bebida no se recomienda para mujeres embarazadas y personas con trastornos renales, trastornos biliares, úlceras, diabetes y personas que padecen un trastorno sanguíneo.

La receta nutricionista de entrada para perder grasa abdominal fácil en 10 días se publicó por primera vez en The Healthy World.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas