Legumbres contra la diabetes

Las legumbres son una buena fuente de proteínas vegetales, vitaminas B, fibra, hierro y magnesio. Sin embargo, en las últimas décadas, su consumo se ha reducido progresivamente por varias razones (falta de tiempo, creencia falsa de "engorde", etc.). Y, sin embargo, debemos incluirlos en nuestra dieta al menos 2 veces por semana.

Legumbres contra la diabetes

Se debatieron las características de estos azúcares complejos y el consumo de fibra de las legumbres. Una publicación reciente del grupo de estudio PRECIOS En la dieta mediterránea, muestra que los participantes que consumieron más legumbres (y especialmente lentejas) desarrollaron menos diabetes mellitus tipo 2.

Concluyen que el consumo habitual de pulsos dentro de un patrón de dieta mediterránea es un factor protector para el desarrollo de diabetes.

Esto se explica porque las elevaciones rápidas de la glucosa en sangre después de las comidas predisponen a la diabetes mellitus tipo 2.

Las legumbres tienen un índice glucémico bajo, es decir, la elevación de la glucosa en sangre después de la ingestión es lenta y sostenida y, por lo tanto, tienen algún efecto protector.

Granos de cereales Las frutas enteras y no muy maduras, especialmente consumidas con la piel, también tienen un índice glucémico bajo.

Otros beneficios de las legumbres

Las diferentes legumbres tienen diferentes cualidades.

  • Las lentejas son ricas en vitamina B1, B3, B6 y ácido fólico. También contienen hierro y selenio y suelen ser las legumbres más toleradas a nivel intestinal.
  • Los garbanzos proporcionan vitamina B2, B3, B6, manganeso, cobre, hierro y ácidos grasos poliinsaturados (oleico y linoleico).
  • Los frijoles proporcionan vitamina C, A, B1, B2, B3, B6 y ácido fólico, así como hierro, calcio, fósforo y potasio.
  • Los frijoles, si se consumen con sus judías verdes, también tienen propiedades diuréticas.

La fibra proporcionada por las legumbres tiene el beneficio adicional de estimular el crecimiento equilibrado de la microbiota (conjunto de microorganismos anteriormente conocidos como flora intestinal).

La dieta ideal es aquella en la que se alternan diferentes legumbres y se combinan con cereales como el arroz o la quinua.

Cantidades recomendadas

En la dieta mediterránea, se recomienda consumir verduras de 2 a 3 veces por semana. Sin embargo, aquellos que siguen una dieta principalmente vegetariana deben aumentar la cantidad hasta 5 veces por semana.

El tamaño de las porciones recomendadas varía con la edad y las necesidades nutricionales específicas de cada persona. El pediatra debe marcar el orden y el momento de la introducción de cada leguminosa en la primera infancia para evitar intolerancias y alergias. En general.

  1. Los niños deben consumir porciones de 40 gramos de peso bruto;
  2. adolescentes y adultos recibirán porciones de 60 a 80 gramos
  3. y las porciones envejecidas de 50 a 60 gramos.

Su consumo no se recomienda en algunos trastornos digestivos donde la contribución de la fibra debe reducirse (como el brote de enfermedad de Crohn o la diverticulitis aguda), así como en situaciones en las que el aumento de la intemperie causa complicaciones (como ileostomías y colostomías).

La entrada Verduras contra la diabetes se publicó por primera vez en The Healthy World.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *