El rostro y el cuidado personal

La atención que prestamos a la cara nunca se perderá, ya que es de gran importancia no sólo para una apariencia personal agradable, sino también para la salud y la buena higiene de toda la piel de nuestra cara. Esto ayuda a prevenir enfermedades que no son graves, pero que pueden dar trabajo a cualquiera. Por esta razón, las formas que pueden ser muy útiles son lavarse a primera hora de la mañana con jamón y mucha agua en la cara. Esto ayuda a eliminar las toxinas y la grasa superficial que se producen durante la noche. Además, las cremas que humectan la dermis son muy beneficiosas para que la piel no se reseque y tenga siempre una hidratación adecuada.

Otro aspecto muy importante es proteger la piel de la cara de los rayos del sol, ya que éstos pueden generar irritaciones y lesiones que pueden ser perjudiciales; por eso, cuando se sale al exterior, el uso de un protector solar es muy positivo para evitar mayores daños. Finalmente, la eliminación de puntos negros y pequeñas bolas de grasa es una de las formas más efectivas de mostrar una cara limpia y ordenada.

[/spoiler]

Uno de los problemas más comunes cuando no se cuida la cara son las bolas de grasa que se agrupan bajo la dermis y que se pueden ver en la superficie de la piel de la cara. Se llaman lipomas y tienen dos características que deben tenerse en cuenta.

-Primero, comienzan como pequeñas y totalmente inofensivas bolas de grasa, pero si no se quitan a tiempo, pueden crecer hasta tamaños enormes que las hacen ver muy mal.

-Segundo, cuando empiezan a doler, es porque la grasa acumulada es demasiada y puede convertirse en un tumor dañino que tiende a dejar un gran hoyuelo en la mejilla.

Por eso queremos contarles la historia de Daniel, que era un joven al que nunca le importó su apariencia física: profundamente descuidado. Un día comenzó a notar que la pequeña bola en su cara crecía rápidamente. Pero lo ignoró, hasta que el tamaño de la bola fue enorme y tuvo un dolor insoportable. Tuvo que ir a la sala de emergencias, y cuando el doctor le quitó la bola grande, empezó a tener una cantidad alarmante de grasa. Al final tenía un agujero muy feliz en su cara. Por eso le mostramos el video de esta enorme pelota que estaba en la mejilla de este joven.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas