El cuidado de las uñas

La salud es lo más importante para todo ser humano, o al menos debería serlo. Sin duda nuestra sociedad ha evolucionado radicalmente en las últimas décadas. El ritmo de vida es muy diferente de lo que solía ser, y cada año tenemos que hacer frente a más y más responsabilidades cuyas consecuencias a menudo se encuentran en el abandono de lo más importante: nuestro bienestar.

Una de las partes más descuidadas de nuestros cuerpos son las uñas. Muchas veces pasan desapercibidas, especialmente en el caso de los hombres. Sin embargo, el cuidado de las uñas no sólo consiste en prevenir las bacterias y las enfermedades, sino que gracias a ellas podemos notar si en algún momento estamos presentando una alteración en nuestra salud, como un indicador de la posible presencia de enfermedades sistémicas.

A continuación, conocerán la historia de Fabio Ponce, un hombre de 43 años que lleva más de 20 años en el negocio. Nunca le dio importancia a su imagen, y mucho menos a sus uñas. Para él, lo más importante era involucrarse en el negocio de su familia y tener éxito con sus ventas. Aunque nunca se había comprometido con nadie ni había tenido hijos, Fabio tenía sus propios gustos, aunque tenía algunos hábitos poco comunes.

[/spoiler]

Ponce odiaba las actividades al aire libre y la recreación como un día en la piscina o un viaje a la playa. Por esta razón, siempre descuidó sus uñas hasta el punto de no haberlas cuidado durante cinco años.

Después de todo ese tiempo, Fabio notó que sus pies olían muy mal, lo que le llevó a observar la presencia de una infección que se estaba produciendo en sus pies debido al descuido. Por lo tanto, decidió ir al médico para tratar este problema.

El especialista estaba sorprendido por la situación del hombre. «Nunca he visto nada como esto en mi vida», dijo. Esa infección tuvo que ser tratada inmediatamente antes de que empeorara mucho más. Fabio se sometió a una sesión de limpieza profunda que duró más de 45 minutos. Sus pies habían liberado todo el exceso de bacterias, hongos y suciedad que se habían acumulado a lo largo de los años.

La vida de este hombre volvió a la normalidad, pero desde ese momento estaba decidido a cuidar de su salud y la higiene de sus uñas con responsabilidad. Además, su imagen cambió radicalmente, convirtiéndose en una persona impecable y bien cuidada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas