Cómo blanquear los dientes sin ir al dentista


La sonrisa es una de las cosas más bellas de la vida, representa el bienestar y la felicidad, aunque muchas personas no sonríen porque están tristes por mostrar sus dientes no tan blancos.

Una apariencia amarillenta no es atractiva, pero la limpieza y el blanqueamiento de dientes a menudo son un poco caros. ¡Hoy te mostramos cómo puedes blanquear tus dientes naturalmente y sonreír sin parar!


1. Pulpa de fresa: es un procedimiento simple. Toma una fresa, córtala y frótala con los dientes durante unos minutos. Enjuague con agua. Puede realizar este procedimiento dos veces por semana.

2. Bicarbonato de sodio: Este es uno de los más populares, solo aplique este polvo al cepillo y cepille sus dientes, incluso puede mezclarlo con la pasta de dientes. Cabe señalar que el exceso de bicarbonato puede ser corrosivo para el esmalte dental. Puede realizar este procedimiento durante algunas semanas y luego descansar durante una temporada.

3. Limón: Debes preparar una pasta con sal y limón, también puedes reemplazar la sal con bicarbonato de sodio. Cepillarse los dientes con esta pasa y luego lavar con agua fría. Puede realizar este procedimiento 1-2 veces a la semana.

4. Vinagre de manzana: Enjuagar la boca con vinagre de manzana es efectivo; Sin embargo, también puedes preparar una pasta con bicarbonato de sodio. Puede realizar este procedimiento diariamente.

5. Saliva: La saliva ayuda a blanquear los dientes, incluso si no crees que neutraliza los ácidos que los dañan. La goma de mascar sin azúcar ayuda a producir saliva y, por lo tanto, ayuda a tener dientes más blancos y saludables

6. Máscara de plátano: Lo que hay dentro de la cáscara de plátano o plátano amarillo es una pasta rica en potasio, magnesio, manganeso y otros minerales que producen blanqueamiento. Aplique esta máscara con la frecuencia que desee y luego enjuague sus dientes.

7. Aceite de coco: El aceite de coco contiene ácidos grasos que se convierten en enzimas blanqueadoras, aplican aceite varias veces a la semana y luego enjuagan bien la boca, lo cual es suficiente.

8. Peróxido de hidrógeno: Enjuagar la boca con peróxido de hidrógeno es un viejo y simple truco, pero ofrece excelentes resultados.

9. Cáscaras de naranja: Frote los dientes con la cáscara durante unos minutos y luego enjuague. Realice este procedimiento con frecuencia.

10. Algunos consejos que también nos ayudan a mantener nuestros dientes blancos son: No fume, evite beber café, té y refrescos con mucha frecuencia. Cepillarse los dientes de 2 a 3 veces al día, preferiblemente después de cada comida.





Sonríe y muestra tu mejor cara para la vida … !!!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *