"Mira con los ojos del otro, escucha con los oídos del otro y siente con el corazón del otro". Esta frase del psicoterapeuta austríaco Alfred Adler podría resumir