La mantequilla, el queso o la carne roja no son tan dañinos como se creía anteriormente, según un estudio de uno de los cardiólogos más prestigiosos del mundo