Agregue esta planta a su dieta diaria lo antes posible.

La algarroba se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. En la panadería, sus semillas se usan a menudo como sustituto del cacao. Es un alimento rico en nutrientes y antioxidantes potentes para el tratamiento de ciertas enfermedades.

La algarroba contiene muchos minerales como hierro, calcio, magnesio, fósforo, zinc, cobre, manganeso y selenio. Esta fruta también es rica en proteínas, vitamina B6, ácido fólico, tiamina, riboflavina y niacina.

Por otro lado, los polifenoles contenidos en esta planta son excelentes antioxidantes que protegen al cuerpo del daño de los radicales libres y las toxinas.

La algarroba tiene virtudes gastrointestinales, citotóxicas y antialérgicas.

Propiedades gastrointestinales:

Las algarrobas son conocidas por su poder para regular la función digestiva porque regulan el tránsito intestinal, gracias a su alto contenido de fibra; También cura la diarrea crónica y las quemaduras estomacales.

La goma de algarrobo ayuda a tratar el reflujo gastroesofágico y alivia la irritación del colon. La algarroba detiene la diarrea en bebés y niños pequeños, gracias a su capacidad para absorber agua.

Propiedades citotóxicas:

El algarrobo es capaz de destruir algunas células malignas. La harina de algarroba es efectiva en la lucha contra el cáncer uterino. También contiene ingredientes activos contra el asma y los alérgenos que pueden desencadenar esto. Además, el algarrobo no contiene cafeína y es ideal para personas con presión arterial alta.

Propiedades antialérgicas:

Los taninos de algarroba contienen ácido gálico, conocido por sus propiedades antialérgicas y antibacterianas. El calcio y el fósforo que contiene tienen un efecto positivo cuando se trata de aliviar los síntomas o reducir el riesgo de osteoporosis. Este alimento es bueno para los dientes, huesos y encías.

Un aliado para bajar de peso:

Los estudios científicos han demostrado que esta planta es capaz de tratar los problemas de sobrepeso y obesidad, inhibiendo ciertas enzimas digestivas, gracias a su gran cantidad de taninos, además de proporcionar saciedad. Además, sus ricos nutrientes pueden prevenir posibles deficiencias durante la dieta.

Entonces, ¿qué esperas para incluir harina de algarroba en tus platos dulces o comer en su forma natural como bocadillo? Por ejemplo, puede agregar una cucharada de algarroba en polvo en la preparación de sus galletas, porque además de ser un aliado saludable, esta planta es muy sabrosa y rica en nutrientes.

La entrada Agregue esta planta a su dieta diaria lo antes posible. Fue publicado por primera vez en The Healthy World.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *